Raimundo Lanas 12, Trasera - 31014 Pamplona
Horario
Lun - Mier - Vie: 10:00 a 13:00 - 16:30 a 18:30 | Otros: CITA PREVIA
chica en la mesa

El juego, el lenguaje del niño

El juego es una actividad presente en todos los seres humanos. Es uno de los primeros lenguajes del niñ/a, una de sus formas de expresión más natural. A través del juego el niño/a irá descubriendo y conociendo el placer de hacer cosas y estar con otros. Es uno de los medios más importantes que tiene para expresar sus sentimientos, intereses, miedos  y aficiones.

El juego se convierte en un proceso de descubrimiento de la realidad a través del cual, el niño/a va formando y reestructurando progresivamente sus conceptos sobre el mundo. Además le ayuda a descubrirse a sí mismo, a conocerse y formar su personalidad.

El juego está vinculado al desarrollo de:

  • la creatividad,
  • la solución de problemas,
  • el lenguaje y los roles sociales
  • las capacidades motoras, mentales, afectivas y emocionales
  • el interés, el espíritu de observación y la exploración

Mediante el juego y el empleo de juguetes, se puede explicar el desarrollo de diferentes aspectos de la personalidad del niño/a:

  • La afectividad: El juego favorece el desarrollo afectivo o emocional, en cuanto que es una actividad que proporciona placer, entretenimiento y alegría de vivir. Permite expresarse libremente, encauzar las energías positivamente y descargar  tensiones. En ocasiones el niño/a se encuentra en situaciones conflictivas, y para intentar resolver su angustia, dominarla y expresar sus sentimientos, tiene necesidad de establecer relaciones afectivas con determinados objetos. El juguete se convierte entonces en confidente.
  • La motricidad: La actividad psicomotriz proporciona al niño/a sensaciones corporales agradables, además de contribuir al proceso de maduración. Mediante esta actividad va conociendo su esquema corporal, desarrollando e integrando aspectos como la coordinación y el equilibrio, desarrollando sus capacidades sensoriales y adquiriendo destreza y agilidad.
  • La inteligencia: El niño/a, a través del juego, hace el gran descubrimiento intelectual. Manipulando los materiales aprenden a analizar los objetos, a pensar sobre ellos; está dando su primer paso hacia el razonamiento.
  • La sociabilidad: En la medida en que los juegos y los juguetes favorecen la comunicación y el intercambio, ayudan al niño/a a relacionarse con los otros, a comunicarse con ellos y les prepara para su integración social. En los primeros años de vida los niños/as juegan solos. Más adelante les gusta estar con otros niños/as, pero unos al lado de otros. Es una forma de juego colectiva pero no hay organización ni roles definidos entre ellos. Más tarde tiene lugar la actividad competitiva, en la que el niño/a se divierte en interacción con uno o varios compañeros.
  • La creatividad: Es la forma más libre de la propia expresión. La habilidad de ser creativo ayuda a consolidar la salud emocional de los niños/as. El proceso creativo es más importante que el producto terminado ya que lo más satisfactorio es poder expresarse. Todo lo que los niños/as necesitan para ser verdaderamente creativos es la libertad para comprometerse por completo al esfuerzo que conlleva la actividad y convertirla en algo propio. El juego creativo se expresa cuando los niños/as utilizan materiales familiares de forma novedosa y/o poco usual, y cuando los niños/as interpretan papeles y juegos imaginativos.

El juego es un medio de expresión de emociones y de resolución de conflictos. A través de los juguetes los niños/as canalizan el miedo, la ansiedad y el estrés que les producen algunas situaciones, por ejemplo una hospitalización o una separación. El impacto psicológico que conllevan estas situaciones puede mitigarse con la realización actividades lúdicas que estimulen su desarrollo intelectual, afectivo y social.

Por otro lado el proceso lúdico fortalece los lazos de unión entre las personas que participan; es un integrador familiar porque fomenta la comunicación, fortalece el afecto y genera un sentimiento de complicidad mutuo.

Cuando el niño/a se encuentra inmerso en el juego, obtiene placer y aumenta su autoestima; esto contribuye a darle nuevos recursos para sobrellevar dichas situaciones, favorece su desarrollo global y mejora su calidad de vida.

En Centro Empsana estamos especializados en acompañar a niños y niñas utilizando su lenguaje natural, la creatividad, el cuerpo, el juego, para ayudarles en el afrontamientos de las situaciones que se dan en su proceso de crecimiento. Lo hacemos de manera individual, para poder ayudarles en un problema concreto, o de manera grupal con las actividades psicopedagógicas, encaminadas a facilitar una relación saludable con ellos mismos y los demás. No dudes en consultarnos si consideras que necesitas ayuda con tus peques.

 

¡Cuéntale a tus amigos!