Raimundo Lanas 12, Trasera - 31014 Pamplona
Horario
Lun - Mier - Vie: 10:00 a 13:00 - 16:30 a 18:30 | Otros: CITA PREVIA
flor en desierto

Afrontar una catastrofe natural

Ya han pasado tres semanas desde que se produjeron las inundaciones en la zona de media de Navarra. Han sido muchas las personas afectadas y que han visto cómo se perdía en el agua una parte de sus vidas.

También han sido muchas las que han ayudado en el primer momento, arrimando el hombro y dejando su solidaridad en los pueblos afectados.

Con el paso de los días se va recuperando la normalidad y ya no se requiere tanta “ayuda de campo” y es cuando los afectados, las familias, los vecinos, tienen que comenzar su lucha personal para que esa normalidad sea real y vuelva a generar la seguridad y la confianza que les daba antes.

Una catástrofe produce una situación de crisis en los individuos y la comunidad que la ha vivido. Se considera crisis porque se experimenta un cambio brusco, repentino e inesperado que provoca un impacto en la vida.
Esta crisis es vivida como amenaza para la integridad física, y crea una desestabilidad económica, social y personal, derrumbando los mecanismos de defensa que se poseían antes de ella, creando inseguridad y vulnerabilidad para afrontar los problemas de la vida.

Estado psicológico ante una catástrofe natural:

Tras vivir un desastre natural, en un primer momento se experimenta un estado de shock, incredulidad, negación. Puede haber una hiperactividad psicofisiológica, angustia, conductas de comprobación, hipervigilancia y una respuesta de alerta aumentada como fruto del estrés vivido.

Más adelante, cuando la amenaza o el peligro percibido se va mitigando es cuando pueden aparecer diferentes estados de ánimo que van desde enojo, ansiedad, gran tristeza, irritabilidad, miedo, culpabilidad,… Es en este momento cuando se hace una valoración de lo que ha sucedido y las pérdidas que se han sufrido. Se pueden tener recuerdos repetitivos (flash backs), pensamientos intrusivos y dificultad para dormir.

Comienza una etapa de duelo donde es necesario ir consiguiendo un buen ajuste psicológico e ir afrontando así el acontecimiento y continuar viviendo para construir una nueva zona de seguridad. Se darán diferentes reacciones:

  • A nivel psicofisiológico: alteraciones del sueño, ansiedad, anestesia afectiva.
  • A nivel cognitivo: pensamientos recurrentes relacionados con el suceso.
  • A nivel conductual: evitación de estímulos relacionados con el acontecimiento.

El apoyo social puede ayudar a amortiguar el impacto psicológico, compartir con otras personas la experiencia vivida aportará confianza, seguridad, empatía y comprensión. No obstante es un proceso individual en el que cada persona elaborará el suceso traumático a un ritmo distinto y con diferentes reacciones.

¿Cómo saber si se necesita ayuda profesional?

Cuando sucede una emergencia en Navarra, como en otras muchas provincias, existe el grupo de intervención psicológica en situaciones de emergencias, desastres y catástrofes. Este grupo se creó mediante un convenio con Protección Civil de Navarra, la Agencia Navarra de Emergencias y el Colegio Oficial de Psicólogos de Navarra. De esta forma, junto con bomberos, policía, protección civil hay profesionales de la psicología acompañando a los afectados desde los primeros momentos para conseguir una estabilidad psicológica ante el impacto vivido.

No obstante, si con el paso de las semanas, meses… se siguen teniendo reacciones similares a los primeros días tras el desastre, o se comienza a sentir emociones intensas, tener reacciones exageradas, conductas de evitación… es el momento de pedir ayuda.

La resiliencia es la capacidad que tenemos para afrontar, aceptar y superar un suceso traumático. Y como cualquier capacidad se puede fomentar, fortalecer y ampliar, sin embargo, no es necesario hacerlo solos, hacer el camino acompañados, siempre es más llevadero.

Desde Centro Empsana queremos mostrar nuestro apoyo a todos los pueblos afectados, tal y como hicimos en el momento de la catástrofe. Ponemos a disposición de quien lo necesite el contacto de nuestra colaboradora Silvia Galarreta, psicóloga para situaciones de emergencia, que puede atender y acompañar a aquellas personas que lo requieran. Consúltanos sin ningún compromiso.

¡Cuéntale a tus amigos!